Ir al contenido principal

Carta a Myriam

Este es un regalo para ti, Myriam Fernandez mi mujer, socia, compañera, amante, y madre de mi hijo.



Ya hace tiempo me pediste que te escribiera una carta y como todo en la vida llega el momento oportuno para ello que es hoy. Muy especialmente y en un día que difícilmente olvidaras por el mayor regalo que has tenido hoy. Hoy es el día de tu cumpleaños, día internacional contra el cáncer de mama, y casualmente día en que a una de las personas mas importantes para ti y única e insustituible, le daban los resultados de unos análisis de células “feas” encontradas en una intervención reciente. Comienzo por aquí porque por muchos regalos que te hagan hoy, ninguno como la noticia que te han dado de que esta totalmente limpio y fuera de riesgo de cualquier cosa que nos podíamos imaginar. Solo queda dar las gracias por ello y sin duda esta noticia es insuperable por cualquier otra hoy.
Pero hoy también es el día que te quiero escribir esta carta ya que por no poder ni andar ni conducir ni tan siquiera he podido ir a comprarte algún regalillo, por lo que este es mi regalo para ti en el día de hoy.
Si te fijas detenidamente siempre hay alguien que lo pasa peor que tu en la vida por lo que no quiero ni muchísimo menos quejarme de la que ha sido la mía aunque a veces ha sido un poco dura. Mi infancia pudo mejorar bastante con el simple hecho de haber tenido a mis padres conmigo, aunque no puedo quejarme ya que mi abuela que se me fue recientemente, estuvo ahí y mejor o peor ella asumió las responsabilidades de estos. Si tengo que decir que eché en falta muchas cosas, cosas simples como que tu padre te llevara al cine o al parque a jugar un ratito por lo que francamente no guardo muy buenos recuerdos de aquellos años. Después llego la adolescencia y puede que con reminiscencias del pasado me encontrara algo solo. Ahí aparecieron los amigos, buenos amigos y en los que me refugie con mucho agrado, y como no los primeros tonteos con las niñas… algún que otro desamor, buenos momentos, malos momentos, etc. pero ya en aquellos momentos empece a imaginar, empece a “soñar” con lo que seria para mi una relación ideal, una relación que me llenara que me reconfortara y disfrutara con ella. Pensaba que ya que no había tenido una infancia como me hubiese gustado, podría compartir con alguien de la forma que yo imaginaba. 
Pero para ello y como no puede ser de otra forma comenzaba a conocer personas con las que iniciaba una relación en busqueda de ese ideal que yo tenia en la cabeza. Pasaron algunas personas por mi vida y pasaron los años, pero no aparecía nadie como yo imaginaba, como yo quería. Mis amigos me decían que era muy especial, que lo que yo quería no existía, que si seguía así me quedaría solo, no encontraría mi sueño, mi amor, mi ideal. Y siguieron pasando los años. Todos los amigos encontraron su pareja, se casaron, algunos tenían hijos, y yo seguía igual. La presión inocente de las personas que tenia a mi alrededor crecía cada vez mas… “tu es que eres muy exigente” “no te conformas con nadie” “tienes un problema” … Y esto aunque soy un tipo persistente y duro iba “calando” en mi interior hasta tal punto que comencé a plantearme si yo estaba equivocado y todos los demás tenían razón. Paso el tiempo y llegaron mis 34 añitos… casi desahuciado de encontrar mi ideal de pareja y con la toalla ya arrojada, resignado a que lo que buscaba no lo encontraría, quizá ni existía. 
Un buen día por estas fechas, creo recordar que era finales de Octubre organice a los compañeros de la empresa una fiesta por algún logro conseguido, era Sábado y me preparaba a ir a la misma puesto que yo la organice y obviamente tenia que estar allí. Era un sábado mas, con un compromiso pendiente que asistía solo, el plan era sencillo; Ir al evento, estar un rato para pasar el Sábado tarde, y regresar a casa para desconectar del trabajo el Domingo. Pero no imaginaba que en ese día que era como cualquier otro en el que salía, regresaría a casa encontrando por fin mi mujer ideal !!!
Ya sabes lo que ocurrió después por lo que no voy a entrar en detalle, pero si quiero decirte aquí y llevarlo a mi blog para que puedas verlo cuando quieras y donde quieras lo que aquel sábado cualquiera encontré. 
Desde el minuto 1 conectamos como ni imagine en el mejor de mis sueños, llenaste de alegría mi vida hasta el día de hoy, supiste estar en todos los momentos que no siempre fueron buenos, nos divertimos juntos, lloramos juntos, vivimos juntos, y como no alguna vez discutimos juntos. Eres alegre y es lo que mas me gusta de ti (nunca permitas que nada ni nadie te quite esa alegría, esa forma de ser que tu tienes), eres lista, simpática, buena amiga y compañera, madre, amante y persona. Para mi lo tienes todo, y estoy tremendamente orgulloso de compartir contigo tu vida. Hemos tenido momentos muy duros, personas que se nos han marchado, nos hemos arruinado juntos, pero siempre has estado ahí, como dijo Antonio el cura que nos caso, en lo bueno y en lo malo. 
Seguramente algunas veces te habré decepcionado, o quizá no te habré dado lo que tu necesitabas aunque solo fuera un abrazo, pero quiero sepas que siempre estas conmigo, aunque en esos momentos estuviese mas preocupado por cosas insignificantes como el dinero, o llegar a final de mes. Lo mejor y esto te lo he dicho en varias ocasiones lo tenemos, lo mas valioso y que no hay suficiente dinero en el mundo lo tenemos, y yo personalmente no lo puedo olvidar pues es tenerte a ti. No se lo que ocurrirá en los años venideros pero se que si seguimos manteniéndonos unidos como hasta ahora, seremos ricos el resto de nuestra vida pues lo que realmente importa somos nosotros, eres tu lo que importa, tenerte, amarte, cuidarte, verte reír, es lo mejor que me ha pasado en la vida y que esperé durante muchos años. Por ello quiero regalarte esta carta como tu querías para que nunca, nunca lo olvides. Te quiero mucho y espero estemos juntos para los restos. Muchas Felicidades y espero te agrade tu carta.

Un fuerte abrazo para todos y un besazo solo para ti. 

Abel

Entradas populares de este blog

EL EFECTO “CONEJO”, The “rabbit” effect.

Cuantas veces has FRACASADO en tu vida ??
Ya hace tiempo me contaron la historia de un conejo que es introducido en una especie de urna de cristal la cual ponen una tapadera (también de cristal) con unos pequeños orificios para que el conejo pudiese respirar aunque no podía salir de la misma. Por instinto natural nada mas introducir al conejo y poner la tapadera, este comienza a saltar para intentar salir de la misma. Comenzó enérgicamente a dar saltos hasta alcanzar la tapadera y chocar con esta repetidamente en su cabeza. El conejo estaba atrapado literalmente en la urna y no había forma de salir de ella! Una y otra vez siguió y siguió dando saltos pero a medida que pasaba el tiempo estos eran mas espaciados ya que cada vez que saltaba topaba con la tapadera y ademas sentía dolor en su cabeza al estar continuamente golpeándose contra ella. Aun así el conejo volvía a intentarlo una y otra vez ya que no estaba dispuesto a quedarse allí encerrado pues el quería correr en libertad y hacer…

Tienes un NEGOCIO ó tienes una EMPRESA ?? You have a BUSINESS or you have a COMPANY ??

NEGOCIO vs EMPRESA 
Esto no es mas que mi visión u opinión, como queréis llamarlo. Y es como yo veo la diferencia entre tener un negocio o tener una empresa. Crear una empresa es un reto, un proyecto, una familia, unos sueños que con pasión y trabajo los pretendemos llevar a la realidad, pero … sabemos que es imposible llevarlos a cabo solos, y es mas debemos apoyarnos en colaboradores y personas que vamos a implicar en el mismo, e incluso muchos de ellos van a VIVIR EL PROYECTO como si de ellos mismos se tratara Esa empresa será construida JUNTO a personas con las cuales compartir, trabajo, ilusión, esfuerzo, construiremos un COMPROMISO mutuo y hombro con hombro TRABAJAREMOS hasta conseguir alzar la empresa hasta que sobresalga. Una empresa no es mas que un sueño llevado a cabo generalmente desde los cimientos, desde cero, por su fundador y apoyándose este en las personas que le rodean sobre todo en sus inicios, en esas que cree y que le ayudaran a construirlo “ladrillo a ladrillo”. Una…